viernes, 18 de mayo de 2018

Inseguridad

Por hoy, no puedo pasar por alto el tema de la inseguridad que actualmente estamos viviendo en el país. Y es que, cuando te das cuenta que te están golpeando varias cosas al mismo tiempo, es que te preguntas: ¿qué está pasando? ¿es sólo con nosotros o pasa en todos lados? ¿es el gobierno que está permitiendo estas cosas?

En lo que va del año, hemos escuchado casos como el de los secuestros en la frontera, situación que no vivíamos desde hace muchos años. Casos como el asesinato al taxista en Ambato a manos de un extranjero. Y otros más.

Cuando las cosas que pasan se empiezan a poner más cercanas a ti es cuando te asustas: hace unos meses, robos frecuentes de casas en la zona donde vivo. El día de hoy, un intento de secuestro en la escuela de mis hijos.

¿Dónde estuvieron las autoridades en estas situaciones?

Sobre los secuestros en la frontera, el Presidente dio orden al supuesto autor de todas estas atrocidades que se entregara. Seguimos esperando. Y, en mi opinión, creo que hay muchas cosas en juego ahí: políticas, drogas, dinero... pero no seguiré con este tema.

Sobre el taxista en Ambato, apenas hoy me enteré que en la provincia donde ocurrió el hecho se están tomando ya acciones de control para prevenir que casos como este vuelvan a ocurrir. Bien por las autoridades, pero espero que no vaya a ser, como ya he visto pasar, que sólo hagan este tipo de operativos durante un mes, mientras la gente está alarmada y después, se olvidan.

En cuanto a los robos en la zona donde vivo, tuvimos la mala suerte de presenciar como un vecino agarró a un tipo intentando meterse en su casa, llamó a la policía y al tipo lo soltaron. Al día siguiente, el mismo vecino, en la misma casa, atrapó a DOS tipos ENTRANDO a su casa a robar. Ahí mismo los agarró a palos, y nuevamente se llamó a la policía para que, al final, terminaran soltando a los ladrones a los pocos días.

El día de hoy, al dejar a mis hijos en la escuela fui testigo junto con otros padres de familia, cuando un auto con dos tipos adentro, pasó a toda velocidad en zona escolar, arrollando los letreros que limitan la zona sin siquiera detenerse. Podría pasar como cualquier descuidado sino fuera por las siguientes acciones sospechosas:

- El conductor no se detuvo al chocar contra el caballete de madera de zona escolar. Cualquier persona normal, aún si estuviera de extremado apuro, por lo menos se detiene un segundo ya sea para levantar el letrero y/o moverlo y continuar su camino. Pero éste no. Al contrario, aceleró con más fuerza para pasar encima del letrero y seguir su camino a toda velocidad.

- El vigilante de turno (siempre hay uno en zona escolar), convenientemente desapareció un minuto antes del hecho. Los vigilantes no se mueven de ahí hasta que se retire el caballete cuando ya ha terminado la hora de ingreso de los niños. Pero todavía era hora de ingreso, todavía estaba puesta la limitación de zona escolar y cuando ocurrió el hecho, no se pudo encontrar al vigilante por ningún lado.

- Salió un profesor de la escuela a decirnos a todos los padres que ellos habían recibido una alerta de que iba a ocurrir un secuestro en el sector y que por eso estaban patrullando la entrada.

Primero, debo señalar el mal accionar del profesor, que aunque fue con buena intención sólo hizo alterar el orden y los nervios de los padres que nos encontrábamos presentes. Segundo, si se tenía una alerta de un posible crimen, debió llamar a la policía para que ellos patrullen la zona.

Aunque, con las cosas que he visto últimamente, no confío ya ni en vigilantes, policías, jueces, autoridades... nadie! Pareciera que vivimos en tierra de nadie, cada vez más se escuchan casos de policías implicados en bandas delictivas; no es de sorprender que suelten a los ladrones a los pocos días. En la justicia no creo ya nada porque he visto cómo se hacen amarres por dinero. En el país supuestamente estamos en guerra contra la corrupción, pero, políticamente hablando, lo único que les interesa a los grandes señores es hacer caer a quienes no son sus amigos, mientras que los verdaderos ladrones siguen en libertad.

Dónde están los ladrones? Dónde está el asesino?
Quizás allá revolcándose en el patio del vecino

Los han visto por ahí
Los han visto en los tejados
Dando vueltas en París
Condenando en los juzgados

Los han visto de rodillas
Sentados o de cuclillas
Parados dando lecciones
En todas las posiciones

Predicando en las iglesias
Hasta ofreciendo conciertos
Los han visto en los cocteles
Repartiendo ministerios

(Canción de Shakira, en la época que sus canciones valían la pena y tenían contenido inteligente. Antes de venderse a gringolandia y perder intelecto haciéndose rubia)



lunes, 14 de mayo de 2018

Como conocí a tu padre

- Kids, I'm gonna tell you the history of How I meet your father.
- Mom, it's gonna take too long?
- Yes!

Así mas o menos es como empieza una de mis series favoritas: How I meet you mother. Algún rato haré un review sobre los capítulos de esta serie y la razón por la que me ha fascinado tanto. Es que, esa forma de contar la historia de tu vida es tan divertido cuando tienes con quien compartirla.

Desde hace poco, mi esposo y yo hemos tomado el tema de nuestras relaciones pasadas. Y han sido un set de conversaciones increíbles donde nos hemos conocido cada vez más. A pesar de tener 12 años de relación, siempre podemos sorprendernos y sobre todo, aprender el uno del otro.

Así que me he propuesto, como un pequeño proyecto personal y dentro de mis hobbies, contar estas historias a modo de capítulo de la serie. Habrá cosas reales, cosas inventadas, nombres y situaciones ficticias, muchos "what if's" (porque en nuestras conversaciones nos hemos imaginado muchas situaciones que pudimos haber pasado) y, trataré de contarlo de la manera más divertida posible, porque, al final de cuentas, de eso se trató todo: diversión.

Spoiler alert: mi esposo y yo, en nuestra relación, somos como Marshall y Lily (pero no la parte de nuestro background)

Entonces, haremos de este blog una forma de contar una historia. Quizás de tanto en tanto, retome aquellos escritos donde expreso mi forma de pensar sobre algunos temas. Es más, seguramente encuentre entre mis historias, el por qué de mi forma de pensar sobre el bulling, el machismo y tantas cosas que visto y vivido.

Como siempre, no sé si tengo seguidores, pero si los tengo, espero que disfruten del giro que va a dar este blog.


miércoles, 2 de mayo de 2018

Ahora

Ahora que el tiempo ha pasado
y he dejado de lado la competición
que veo más claro y escucho mejor
te doy gracias por haber llegado hasta aquí

Ahora que han pasado los años
intensamente vividos, exprimidos
sigo en forma, no estoy cansado
y tengo decidido retrasar el final

Ahora puedo decirlo más alto
pero no puedo más claro
todo lo que en el mundo he amado
es una canción, un teatro y a ti

Tengo que reconocer que los años no pasan en vano. Cuando empecé este blog estaba en mis 20's y escribía sobre todo lo que se me pasara por la cabeza. Hoy a mis 30, me he dado cuenta que dejé de escribir, y con eso dejé de eliminar muchas cosas de mi sistema. Escribir siempre ha sido para mí una forma de desahogarme y de expresarme. Es por esto que he decidido retomar este blog.

La vida de joven fue divertida: la universidad, los amigos, el novio, el cambio de ciudad y de estilo de vida. Ahora de adulta (ouch!) la vida me ha traído retos y experiencias, agradables y no tanto: el trabajo, el matrimonio, los hijos. A los 30 te das cuenta que tus padres veían noticias no de aburridos, sino porque realmente es importante informarse de lo que ocurre en tu país, porque directa o indirectamente te afecta!

Pero sigo siendo yo. Sigo teniendo los mismos principios y soy leal a quien se gana mi respeto y admiración. Sigo en forma y no estoy cansada, como diría la canción de mi amigo Bunbury.

Ahora sin remordimientos ni disculpas
ni una mala excusa que dar para olvidar
la conciencia tranquila, una paz profunda
a mi modo he dado todo lo que soy!


lunes, 5 de mayo de 2014

Guerras por religión

El otro día fui al cine a ver la película Noé y digo la verdad que solo la iba a ver porque soy fan de Emma Watson. Después de verla y del mate de risa que resultó ser por su exageración e inexactitud (no recuerdo que la Biblia dijera algo sobre gigantes de piedra ni me imaginé que en la época de Noé ya se vistieran con jeans y botas), llegué a una conclusión: la película es una muestra de lo peligrosa que puede ser una religión.

Por qué lo digo? En la película (no recuerdo si en la Biblia también fue así), Noé estaba dispuesto a matar a su familia por seguir "las órdenes de Dios". Cómo sabes cuál es la orden de Dios si nunca te habla claro? Sólo a base de interpretaciones? Y estás dispuesto a morir y matar por eso?

Aclaro que no soy atea, soy católica aunque poco practico mi religión y después de ver tantas barbaridades a veces me da vergüenza ajena, como dicen. Religiones que se han dedicado a matar a miles de personas en nombre de su Dios, de lo que creen que Él les ha dicho que es correcto.

Según los musulmanes, Dios dice que es correcto tratar a la mujer como un ser inferior, que las niñas no deben ser educadas sino vendidas como esposas. Consecuencia: en Nigeria un grupo extremista ha secuestrado a más de 200 niñas para venderlas en nombre de su religión porque dicen "la educación occidental es pecado, las niñas deben abandonar la escuela". Si esto me dijera mi Dios me declararía atea por lo absurdo que suena.

Cristianos, católicos que mataron gente durante la Inquisición acusándolos de brujos, hechiceros, obligándolos a convertirse y creer en lo mismo que ellos.

Católicos que vinieron a imponer su religión a los pueblos de América que creían en el Dios Sol. Y mataron por ello.

Hittler matando judíos. Y se decía cristiano.

Muertes y guerras en nombre de la religión. Debería darles vergüenza de servir a un Dios tan cruel e intolerante.

Digo, porque a mi me enseñaron que Dios es amor hacia los demás y hacia uno mismo, y también que nos dio la libertad de elegir qué camino tomar porque somos humanos y cada cabeza es un mundo. Por qué estos grupos extremistas no contemplan la parte del amor y la tolerancia?

En el mundo siempre existirá el bien y el mal; tener una religión no nos hará mejores o peores personas. Defender una ideología está bien pero querer imponerla a la fuerza a otros, no. Ojalá esa gente que vive en guerra por imponer sus creencias se de cuenta que con violencia no llegarán nunca a la paz.

sábado, 8 de marzo de 2014

Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Mujeres - Silvio Rodríguez

Me estremeció la mujer que empinaba a sus hijos
hacia la estrella de aquella otra madre mayor.
Y cómo los recogía del polvo teñidos
para enterrarlos debajo de su corazón.

Me estremeció la mujer del poeta, el caudillo,
siempre a la sombra y llenando un espacio vital.
Me estremeció la mujer que incendiaba los trillos
de la melena invencible de aquel alemán.

Me estremeció la muchacha
hija de aquel feroz continente
que se marchó de su casa
para otra de toda la gente.

Me han estremecido un montón de mujeres,
mujeres de fuego, mujeres de nieve.

Pero lo que me ha estremecido
hasta perder casi el sentido,
lo que a mi más me ha estremecido
son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos.

Me estremeció la mujer que parió once hijos
en el tiempo de la harina y un kilo de pan
y los miró endurecerse mascando carijos.
Me estremeció porque era mi abuela además.

Me estremecieron mujeres
que la historia anotó entre laureles.
Y otras desconocidas gigantes,
que no hay libro que las aguante.

Ser mujer es hermoso y a la vez, complicado. Somos seres sensibles, vivimos con las emociones a flor de piel; es lo que nos hace subir y bajar de ánimo de un momento a otro, pasar del enojo a la alegría en 2 segundos. Quizás por eso, somos complejas de entender.

También somos soñadoras, capaces de amar hasta las últimas consecuencias. Somos las que estamos, no detrás sino al lado de grandes hombres, a la sombra y llenando un espacio vital. Formamos con amor a quienes a futuro serán los que lleven las riendas del mundo. Somos el apoyo, la fuerza, la luz de quienes nos necesitan.


Somos también valientes y fuertes. Día a día enfretamos nuestros miedos, tomamos nuevos retos y luchamos por lo que queremos. Sea desde casa o fuera de ella, trabajando para un futuro mejor.

Somos encantadoras. No en vano los hombres nos buscan por nuestra sutileza.

No somos perfectas, somos mujeres. Mujeres de fuego y de nieve. De sol y noche. Duras y suaves a la vez.

Dedico esta canción a todas esas mujeres, que avanzamos pese a todo con una sonrisa y mirando con optimismo el futuro que queremos.

Feliz día, mujeres!

martes, 18 de febrero de 2014

Subconciente o protección desde el cielo?

Historia de un sueño - La Oreja de Van Gogh

Perdona que entre sin llamar
No es esta la hora y no es el lugar
tenía que contarte que en el cielo no se está tan mal
Mañana ni te acordarás
Tan solo fue un sueño te repetirás
Y en forma de respuesta pasará una estrella fugaz

Y cuando me marche estará
Mi vida en la tierra en paz
Yo solo quería despedirme
Darte un beso y verte una vez más

Promete que serás feliz
Te ponías tan guapa al reir
Y así, solo así quiero recordarte
Así, como antes
Así, adelante
Así, vida mía mejor será así.

Ahora debes descansar
Deja que te arrope como años atrás
Te acuerdas cuando entonces te cantaba antes de irte a acostar
Tan solo me dejan venir
Dentro de tus sueños para verte a ti
Y es que aquella triste noche
No te di ni un adiós al partir

Vida mía ahora te toca a ti
Solo a ti, seguir nuestro viaje
Se está haciendo tarde
Tendré que marcharme
En unos segundos vas a despertar.

Anoche, para variar, soñé con mi abuelita.

FYI: mi Ata era la mejor abuelita del mundo. Son casi dos años ya desde su partida y yo la extraño cada día más. Fue una madre más para mi y mis hermanos; su cariño, dedicación y cuidados fueron memorables.

Por eso me encanta soñar con ella. En mis sueños conversamos, la puedo abrazar y por un momento parece que ella no se ha ido. Si, me da mucha nostalgia al despertar pero también mucha alegría de haberla visto una vez más.

Anoche me pasó algo curioso. Muchas de las veces que sueño con ella luego no puedo recordar qué fue lo que soñé. Pero lo de anoche lo recuerdo muy claro y fue porque esto ya había sucedido antes.

Alguna vez al regresar del trabajo, mi abuelita vio que llegué con las botas sucias. Mis botitas punta de acero y todo terreno estaban algo lascadas en la punta de tanto andar por el campo. Ella, en aquella ocasión me dijo: "mijita, limpia las botas" y yo le respondí que como son botas de trabajo se ensuciaban a cada rato. Ella me contestó "no importa, tu eres una mujercita y aunque andes en el campo todos los días tienes que andar bien presentadita". Cuanto amor! Hasta para hablar. *_*

Ese día desaparecieron mis botas. Mágicamente las encontré al rato limpias en la cocina.

Anoche soñé con esa escena, mi abuelita diciendome esas mismas palabras. Al levantarme vi mis botas y me di cuenta que en mucho tiempo no les he dado mantenimiento. Además, hoy tenía que salir a fiscalizar una obra en compañía de una jefa (no mía) que siempre anda al punto: maquillada y con zapatos de tacón (claro, su trabajo es de oficina).

Limpié mis botitas y las dejé brillantes con betún y cepillo como me enseñaron a hacerlo cuando estaba en la escuela.

Camino al trabajo me puse a pensar: fue mi subconciente o mi abuelita desde el cielo recordandome que siempre debo andar bien presentada? Recordé una de las lecciones que aprendí en los libros que ella me daba: aunque uno sea pobre siempre puede lucir bien, el aseo del cuerpo y vestidos dan una buena impresión.Ya hablaré en otro post sobre esto, en esta ocasión me quiero enfocar en el mensaje de mi Ata.

Independientemente de religiones, yo creo que mi abuelita está en un lugar muy especial y desde ahí nos sigue cuidando. Ella sigue dentro de mí en sus enseñanzas, en su forma de demostrar amor, en sus cuidados, en los recuerdos. Ella sigue dentro de lo que me rodea, en cada cosa que construyó y dejó su ejemplo.

Sé que el recordatorio de las botas vino de mi (subconciente) y de ella, porque yo no sería lo que soy sin sus enseñanzas. Me gusta creer también que ella vino del cielo a mi sueño (como narra la canción del principio) porque es una forma de eliminar su ausencia. Algunos me dirán crédula, ilusa, fantasiosa pero con plena conciencia es lo que prefiero creer. Soy feliz pensando así.

Donde quiera que estés Ata, gracias por seguirme cuidando. Te quiero.

jueves, 6 de febrero de 2014

Una mujer libre



Pequeña serenata diurna – Silvio Rodríguez

Vivo en un país libre
El cual solamente puede ser libre
En esta tierra en este instante
Y soy feliz porque soy gigante
Amo a una mujer clara
Que amo y me ama sin pedir nada
O casi nada que no es lo mismo
Pero es igual

Y si esto fuera poco
Tengo mis cantos que poco a poco
Muero y rehago habitando al tiempo
Como le cuadra a un hombre despierto
Soy feliz, soy un hombre feliz
Y quiero que me perdonen
Por este día los muertos de mi felicidad.

Hoy después de leer un artículo sobre una ley en EAU que OBLIGA a las mujeres a dar de lactar a los niños hasta los dos años me quedé con esta canción en la cabeza y pensé: doy gracias por estar donde estoy.

Porque vivo en un país libre donde la mujer puede ser escuchada, donde existen leyes diseñadas para protegernos (aunque la sociedad siga siendo machista y no las cumpla a cabalidad), donde puedo estar tranquila de que puedo escoger lo que me haga feliz.

Vivo en un país libre donde las mujeres tenemos derecho a votar, al acceso a servicios de salud gratuitos, a vestir como queramos, a estudiar, a trabajar, a ocupar puestos públicos, a protestar, a denunciar. Somos libres de elegir a quien amar, qué hacer con nuestras vidas, cuántos hijos tener y tantas otras cosas.

Doy gracias porque pude elegir con quien casarme y no tuve que ser forzada desde los 10 años a casarme con un hombre 4 veces mayor que yo. Tampoco mis padres tuvieron que venderme a los 15 años a un hombre con 3 esposas más. Tuve libertad de conocer por mucho tiempo al hombre ideal para mí, que amo y me ama, que no es machista, que me ayuda y es mi apoyo en todo lo que emprenda, que respeta y acepta mis ideas por muy locas que sean.

Doy gracias porque pude estudiar, aprender a leer, escribir, ser profesional y siempre aspirar a más, a ascender en mi trabajo, a ser reconocida por lo que hago. Doy gracias porque si me presento a un trabajo no me discriminan ni me pagan menos por ser mujer sino que me evalúan de acuerdo a mis aptitudes.

Doy gracias porque puedo pensar y decidir por mí misma. Porque a pesar de estar casada no tengo que estar pidiendo permiso a mi marido para salir a la calle sin compañía y menos tengo que usar una ropa que me cubra todo menos los ojos.  Me visto con lo que me gusta, combino colores así esté de duelo porque no soy partidaria de llevar luto con la ropa, yo pienso que el dolor por una pérdida se lleva por dentro. 

Puedo decidir si practico o no una religión. Mis creencias son asunto mío y las llevo por dentro. A pesar de tener una familia religiosa no estoy obligada a seguirlos si no quiero. Así también no ando persiguiendo a otros o declarándoles la guerra por no creer lo mismo que yo.

Tengo el privilegio de estar formando una familia donde los jefes somos dos, mi esposo y yo. Tomamos las decisiones en conjunto, planificamos y elegimos cuántos hijos tener. Nadie nos obliga a tener solo 1 y si por alguna razón queremos tener un segundo, no tenemos que pagar una multa o un impuesto especial. Nadie me puede obligar a abortar un niño ya concebido. Pudimos elegir el método de planificación familiar ideal para nosotros y el gobierno de mi país nos apoyó con asistencia y medicamentos gratuitos.

Como mujer y madre pude elegir dar el pecho a mis hijos y complementar su alimentación con fórmula. Tuve acceso a información verídica de fuentes confiables que me apoyaron en esta decisión. Así como conocí casos donde no siempre es posible la lactancia o el parto normal y no por esto se es menos mujer o mala madre, ni es motivo de ser denunciada o castigada.

Soy libre de hacer lo que quiera y eso no implica que no respete las libertades de las demás o que no acepte los castigos por hacer algo contra la ley. Vivo en un país libre cuyas leyes protegen a todos y defienden los derechos humanos, aunque algunitos por ahí piensen lo contrario.

Soy libre de expresarme siempre y cuando no acuse a nadie porque eso es cortar las libertades de otro y nuestra libertad termina donde comienza la de los demás. Soy libre de publicar este pensamiento y ustedes de leerlo y opinar si gustan.

Soy feliz, soy una mujer feliz y como dice Silvio en el último párrafo de su canción, que me perdonen por dar gracias en este día a aquellos que se sacrificaron y los que luchan día a día para que tengamos esta felicidad de ser libres.