lunes, 5 de mayo de 2014

Guerras por religión

El otro día fui al cine a ver la película Noé y digo la verdad que solo la iba a ver porque soy fan de Emma Watson. Después de verla y del mate de risa que resultó ser por su exageración e inexactitud (no recuerdo que la Biblia dijera algo sobre gigantes de piedra ni me imaginé que en la época de Noé ya se vistieran con jeans y botas), llegué a una conclusión: la película es una muestra de lo peligrosa que puede ser una religión.

Por qué lo digo? En la película (no recuerdo si en la Biblia también fue así), Noé estaba dispuesto a matar a su familia por seguir "las órdenes de Dios". Cómo sabes cuál es la orden de Dios si nunca te habla claro? Sólo a base de interpretaciones? Y estás dispuesto a morir y matar por eso?

Aclaro que no soy atea, soy católica aunque poco practico mi religión y después de ver tantas barbaridades a veces me da vergüenza ajena, como dicen. Religiones que se han dedicado a matar a miles de personas en nombre de su Dios, de lo que creen que Él les ha dicho que es correcto.

Según los musulmanes, Dios dice que es correcto tratar a la mujer como un ser inferior, que las niñas no deben ser educadas sino vendidas como esposas. Consecuencia: en Nigeria un grupo extremista ha secuestrado a más de 200 niñas para venderlas en nombre de su religión porque dicen "la educación occidental es pecado, las niñas deben abandonar la escuela". Si esto me dijera mi Dios me declararía atea por lo absurdo que suena.

Cristianos, católicos que mataron gente durante la Inquisición acusándolos de brujos, hechiceros, obligándolos a convertirse y creer en lo mismo que ellos.

Católicos que vinieron a imponer su religión a los pueblos de América que creían en el Dios Sol. Y mataron por ello.

Hittler matando judíos. Y se decía cristiano.

Muertes y guerras en nombre de la religión. Debería darles vergüenza de servir a un Dios tan cruel e intolerante.

Digo, porque a mi me enseñaron que Dios es amor hacia los demás y hacia uno mismo, y también que nos dio la libertad de elegir qué camino tomar porque somos humanos y cada cabeza es un mundo. Por qué estos grupos extremistas no contemplan la parte del amor y la tolerancia?

En el mundo siempre existirá el bien y el mal; tener una religión no nos hará mejores o peores personas. Defender una ideología está bien pero querer imponerla a la fuerza a otros, no. Ojalá esa gente que vive en guerra por imponer sus creencias se de cuenta que con violencia no llegarán nunca a la paz.

sábado, 8 de marzo de 2014

Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Mujeres - Silvio Rodríguez

Me estremeció la mujer que empinaba a sus hijos
hacia la estrella de aquella otra madre mayor.
Y cómo los recogía del polvo teñidos
para enterrarlos debajo de su corazón.

Me estremeció la mujer del poeta, el caudillo,
siempre a la sombra y llenando un espacio vital.
Me estremeció la mujer que incendiaba los trillos
de la melena invencible de aquel alemán.

Me estremeció la muchacha
hija de aquel feroz continente
que se marchó de su casa
para otra de toda la gente.

Me han estremecido un montón de mujeres,
mujeres de fuego, mujeres de nieve.

Pero lo que me ha estremecido
hasta perder casi el sentido,
lo que a mi más me ha estremecido
son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos.

Me estremeció la mujer que parió once hijos
en el tiempo de la harina y un kilo de pan
y los miró endurecerse mascando carijos.
Me estremeció porque era mi abuela además.

Me estremecieron mujeres
que la historia anotó entre laureles.
Y otras desconocidas gigantes,
que no hay libro que las aguante.

Ser mujer es hermoso y a la vez, complicado. Somos seres sensibles, vivimos con las emociones a flor de piel; es lo que nos hace subir y bajar de ánimo de un momento a otro, pasar del enojo a la alegría en 2 segundos. Quizás por eso, somos complejas de entender.

También somos soñadoras, capaces de amar hasta las últimas consecuencias. Somos las que estamos, no detrás sino al lado de grandes hombres, a la sombra y llenando un espacio vital. Formamos con amor a quienes a futuro serán los que lleven las riendas del mundo. Somos el apoyo, la fuerza, la luz de quienes nos necesitan.


Somos también valientes y fuertes. Día a día enfretamos nuestros miedos, tomamos nuevos retos y luchamos por lo que queremos. Sea desde casa o fuera de ella, trabajando para un futuro mejor.

Somos encantadoras. No en vano los hombres nos buscan por nuestra sutileza.

No somos perfectas, somos mujeres. Mujeres de fuego y de nieve. De sol y noche. Duras y suaves a la vez.

Dedico esta canción a todas esas mujeres, que avanzamos pese a todo con una sonrisa y mirando con optimismo el futuro que queremos.

Feliz día, mujeres!

martes, 18 de febrero de 2014

Subconciente o protección desde el cielo?

Historia de un sueño - La Oreja de Van Gogh

Perdona que entre sin llamar
No es esta la hora y no es el lugar
tenía que contarte que en el cielo no se está tan mal
Mañana ni te acordarás
Tan solo fue un sueño te repetirás
Y en forma de respuesta pasará una estrella fugaz

Y cuando me marche estará
Mi vida en la tierra en paz
Yo solo quería despedirme
Darte un beso y verte una vez más

Promete que serás feliz
Te ponías tan guapa al reir
Y así, solo así quiero recordarte
Así, como antes
Así, adelante
Así, vida mía mejor será así.

Ahora debes descansar
Deja que te arrope como años atrás
Te acuerdas cuando entonces te cantaba antes de irte a acostar
Tan solo me dejan venir
Dentro de tus sueños para verte a ti
Y es que aquella triste noche
No te di ni un adiós al partir

Vida mía ahora te toca a ti
Solo a ti, seguir nuestro viaje
Se está haciendo tarde
Tendré que marcharme
En unos segundos vas a despertar.

Anoche, para variar, soñé con mi abuelita.

FYI: mi Ata era la mejor abuelita del mundo. Son casi dos años ya desde su partida y yo la extraño cada día más. Fue una madre más para mi y mis hermanos; su cariño, dedicación y cuidados fueron memorables.

Por eso me encanta soñar con ella. En mis sueños conversamos, la puedo abrazar y por un momento parece que ella no se ha ido. Si, me da mucha nostalgia al despertar pero también mucha alegría de haberla visto una vez más.

Anoche me pasó algo curioso. Muchas de las veces que sueño con ella luego no puedo recordar qué fue lo que soñé. Pero lo de anoche lo recuerdo muy claro y fue porque esto ya había sucedido antes.

Alguna vez al regresar del trabajo, mi abuelita vio que llegué con las botas sucias. Mis botitas punta de acero y todo terreno estaban algo lascadas en la punta de tanto andar por el campo. Ella, en aquella ocasión me dijo: "mijita, limpia las botas" y yo le respondí que como son botas de trabajo se ensuciaban a cada rato. Ella me contestó "no importa, tu eres una mujercita y aunque andes en el campo todos los días tienes que andar bien presentadita". Cuanto amor! Hasta para hablar. *_*

Ese día desaparecieron mis botas. Mágicamente las encontré al rato limpias en la cocina.

Anoche soñé con esa escena, mi abuelita diciendome esas mismas palabras. Al levantarme vi mis botas y me di cuenta que en mucho tiempo no les he dado mantenimiento. Además, hoy tenía que salir a fiscalizar una obra en compañía de una jefa (no mía) que siempre anda al punto: maquillada y con zapatos de tacón (claro, su trabajo es de oficina).

Limpié mis botitas y las dejé brillantes con betún y cepillo como me enseñaron a hacerlo cuando estaba en la escuela.

Camino al trabajo me puse a pensar: fue mi subconciente o mi abuelita desde el cielo recordandome que siempre debo andar bien presentada? Recordé una de las lecciones que aprendí en los libros que ella me daba: aunque uno sea pobre siempre puede lucir bien, el aseo del cuerpo y vestidos dan una buena impresión.Ya hablaré en otro post sobre esto, en esta ocasión me quiero enfocar en el mensaje de mi Ata.

Independientemente de religiones, yo creo que mi abuelita está en un lugar muy especial y desde ahí nos sigue cuidando. Ella sigue dentro de mí en sus enseñanzas, en su forma de demostrar amor, en sus cuidados, en los recuerdos. Ella sigue dentro de lo que me rodea, en cada cosa que construyó y dejó su ejemplo.

Sé que el recordatorio de las botas vino de mi (subconciente) y de ella, porque yo no sería lo que soy sin sus enseñanzas. Me gusta creer también que ella vino del cielo a mi sueño (como narra la canción del principio) porque es una forma de eliminar su ausencia. Algunos me dirán crédula, ilusa, fantasiosa pero con plena conciencia es lo que prefiero creer. Soy feliz pensando así.

Donde quiera que estés Ata, gracias por seguirme cuidando. Te quiero.

jueves, 6 de febrero de 2014

Una mujer libre



Pequeña serenata diurna – Silvio Rodríguez

Vivo en un país libre
El cual solamente puede ser libre
En esta tierra en este instante
Y soy feliz porque soy gigante
Amo a una mujer clara
Que amo y me ama sin pedir nada
O casi nada que no es lo mismo
Pero es igual

Y si esto fuera poco
Tengo mis cantos que poco a poco
Muero y rehago habitando al tiempo
Como le cuadra a un hombre despierto
Soy feliz, soy un hombre feliz
Y quiero que me perdonen
Por este día los muertos de mi felicidad.

Hoy después de leer un artículo sobre una ley en EAU que OBLIGA a las mujeres a dar de lactar a los niños hasta los dos años me quedé con esta canción en la cabeza y pensé: doy gracias por estar donde estoy.

Porque vivo en un país libre donde la mujer puede ser escuchada, donde existen leyes diseñadas para protegernos (aunque la sociedad siga siendo machista y no las cumpla a cabalidad), donde puedo estar tranquila de que puedo escoger lo que me haga feliz.

Vivo en un país libre donde las mujeres tenemos derecho a votar, al acceso a servicios de salud gratuitos, a vestir como queramos, a estudiar, a trabajar, a ocupar puestos públicos, a protestar, a denunciar. Somos libres de elegir a quien amar, qué hacer con nuestras vidas, cuántos hijos tener y tantas otras cosas.

Doy gracias porque pude elegir con quien casarme y no tuve que ser forzada desde los 10 años a casarme con un hombre 4 veces mayor que yo. Tampoco mis padres tuvieron que venderme a los 15 años a un hombre con 3 esposas más. Tuve libertad de conocer por mucho tiempo al hombre ideal para mí, que amo y me ama, que no es machista, que me ayuda y es mi apoyo en todo lo que emprenda, que respeta y acepta mis ideas por muy locas que sean.

Doy gracias porque pude estudiar, aprender a leer, escribir, ser profesional y siempre aspirar a más, a ascender en mi trabajo, a ser reconocida por lo que hago. Doy gracias porque si me presento a un trabajo no me discriminan ni me pagan menos por ser mujer sino que me evalúan de acuerdo a mis aptitudes.

Doy gracias porque puedo pensar y decidir por mí misma. Porque a pesar de estar casada no tengo que estar pidiendo permiso a mi marido para salir a la calle sin compañía y menos tengo que usar una ropa que me cubra todo menos los ojos.  Me visto con lo que me gusta, combino colores así esté de duelo porque no soy partidaria de llevar luto con la ropa, yo pienso que el dolor por una pérdida se lleva por dentro. 

Puedo decidir si practico o no una religión. Mis creencias son asunto mío y las llevo por dentro. A pesar de tener una familia religiosa no estoy obligada a seguirlos si no quiero. Así también no ando persiguiendo a otros o declarándoles la guerra por no creer lo mismo que yo.

Tengo el privilegio de estar formando una familia donde los jefes somos dos, mi esposo y yo. Tomamos las decisiones en conjunto, planificamos y elegimos cuántos hijos tener. Nadie nos obliga a tener solo 1 y si por alguna razón queremos tener un segundo, no tenemos que pagar una multa o un impuesto especial. Nadie me puede obligar a abortar un niño ya concebido. Pudimos elegir el método de planificación familiar ideal para nosotros y el gobierno de mi país nos apoyó con asistencia y medicamentos gratuitos.

Como mujer y madre pude elegir dar el pecho a mis hijos y complementar su alimentación con fórmula. Tuve acceso a información verídica de fuentes confiables que me apoyaron en esta decisión. Así como conocí casos donde no siempre es posible la lactancia o el parto normal y no por esto se es menos mujer o mala madre, ni es motivo de ser denunciada o castigada.

Soy libre de hacer lo que quiera y eso no implica que no respete las libertades de las demás o que no acepte los castigos por hacer algo contra la ley. Vivo en un país libre cuyas leyes protegen a todos y defienden los derechos humanos, aunque algunitos por ahí piensen lo contrario.

Soy libre de expresarme siempre y cuando no acuse a nadie porque eso es cortar las libertades de otro y nuestra libertad termina donde comienza la de los demás. Soy libre de publicar este pensamiento y ustedes de leerlo y opinar si gustan.

Soy feliz, soy una mujer feliz y como dice Silvio en el último párrafo de su canción, que me perdonen por dar gracias en este día a aquellos que se sacrificaron y los que luchan día a día para que tengamos esta felicidad de ser libres.

viernes, 31 de enero de 2014

Pensar en uno mismo no es ser egoista

Después de mucho pensarlo he decidido retomar este blog. Espero que quienes me hayan seguido lo sigan haciendo y los invito también a mi nuevo blog. Las cosas han cambiado mucho en mi vida, pero no mis pensamientos e ideas sobre algunas cosas. Y para muestra, un borrador que dejé escrito sin publicar.

Hoy en la mañana leí en el periodico una entrevista con Sandra Bullock diciendo algo que me encantó:

La chica de Hollywood decidió dejar de complacer a todo el mundo y empezar
a hacerlo para sí misma. (...)“Es interesante llegar a ese momento en la vida en el
que puedes decir: Ah, espérense un momento, no tengo que hacer felices a todos
los demás”, dice Bullock sonriendo. “Siento como si fuera mi programa de doce
pasos. Cuando me despierto, tengo que hacer mi revisión: ¿por qué tengo que
preocuparme por lo que siente esta persona cuando no le importa (un comino) cómo
me siento yo? Todavía me importa si la gente está bien y se siente bien”,
agrega, “pero, si esa persona realmente no me preocupa, ¿por qué
molestarse?”.Son palabras duras pero Bullock (44 años) cree que hay que
rebelarse.

Me encantó leer esto porque concuerda con algo que se me viene pasando por la cabeza desde hace rato. Aquellas personas que durante tanto tiempo hemos vivido complaciendo a los demás, haciendo felices a los demás... cuando es hora de pensar en lo que nosotros queremos?

La respuesta es: ahora. Antes que nadie tienes la obligación de hacerte feliz a tí mismo.

Que a tu papá no le agrada la carrera que escogiste? Bien y quien la va a ejercer? Tú o él?
Que a tu mamá no le agrada tu novio? Y quien lo besa? Ella o tú?
Que a tus amigos no le gusta la misma música que a ti? Quién la usa como catalizador para aliviar sus tensiones interiores? Ellos o tú?

La respuesta es tú, tú y tú. Y si eres tú por qué no escoges lo que verdaderamente te hace feliz?

Muchas veces reprimí muchas cosas de mí porque no hacían feliz a alguien cercano, terminé sintiéndome infeliz yo y esa persona jamás se enteró es más creo que ni le importó. Valió la pena? No.

Son cosas que después de vivirlas las entiendes y te pones a pensar en el tiempo perdido. Y de paso pierdes más tiempo llorando sobre la leche derramada en vez de actuar ya!

Deshaste de la basura emocional, los arrepentimientos, las personas negativas que solo te utilizan para sentirse bien pero que les importa un rábano como estás. Deshaste de lo que realmente no quieres para tí y jamás pienses que eres egoísta: te lo debes a tí mismo porque siempre estás preocupándote por otros. Como puedes estar bien para otros si no estás bien tú? Hay que tener para dar. Piénsalo.





domingo, 10 de octubre de 2010

Tan lejos que estas...

Un cumpleaños mas sin ti
un regalo sin abrir
y esta carta para ti
quiero contarte qué perdi
la mañana que te vi
despidiendote de mi

Recuerdo aquella estación
tu llorando en el balcón
vi la vida y su color
Mandaste un beso con tu amor
y una niña se quedó
para siempre en la estación

Yo era pequeña para ver
que te marchabas por mi bien
es difícil de entender
Que lejos hay que ir a buscar
para comprar la dignidad
Te quiero!

Vuelve, vuelve
Vuelve a mi lado
Vuelve, vuelve por mi

Recuerdos en mi habitación
como antes de dormir
cuando hablabamos los dos
Tú lo eras todo para mi
ahora sé vivir sin tí
pero así no soy feliz

Hoy te escribo desde el silencio
del inmenso vacío
que yo siento sin tí
Pero si perder la esperanza
de aquel mundo soñado
que estas por construir

Vuelve, vuelve
Vuelve a mi lado
Vuelve, vuelve por mi

Dedicada para todos aquellos que dijeron que se irían lejos por buscar un futuro. Aquellos a quienes el dinero les importó más que los sentimientos de las personas que dejaron atrás pensando que el fin justifica los medios.

jueves, 19 de agosto de 2010

Odio

Odiame por favor yo te lo pido
Odiame sin medida y sin clemencia
Odio quiero mas que indiferencia
Pues el rencor hiere menos que el olvido

Si tu me odias quedaré yo convencido
De que me amaste, amor, con insistencia
Pero ten presente de acuerdo a la experiencia
Que tan sólo se odia lo querido

Dicen que del odio al amor hay un sólo paso y viceversa también es cierto.

Fisica elemental: toda acción genera una reacción de igual magnitud y opuesta. Odio es la reacción que se genera después de alguna acción que haya lastimado al amor, puede ser una sóla bien fuerte (tan o más fuerte que el amor que se tiene) o un conjunto de acciones cuya sumatoria igualan o superan al amor.

Síntomas: miradas asesinas, lengua de vívora, ira incontenible con su respectivo desfogue contra la persona a quien se odia. La ira viene en toda su magnitud y de acuerdo a la personalidad del individuo se manifestará de una forma u otra pudiendo ir desde simplemente quedarse callado y alejarse por completo de la persona que se odia hasta el enfrentamiento en el que, inevitablemente, salen a relucir los otros síntomas anteriormente descritos.

¿Que trae consigo el enfrentamiento? Quizás para la persona que se está desahogando no sea nada más que eso, sacar el veneno que está contaminando su alma y echárselo sobre la persona que "causó todo" (entre comillas porque cada situación es diferente). Pero todo no termina simplemente en las palabras y reproches.

Quisiera decir que el odio es contagioso, mas no es la palabra que busco. Lo cierto es que no se queda en un sólo individuo, por lo general después del enfrentamiento la otra persona también queda contaminada por él haciendo que ambos individuos se odien mutuamente y entren en un círculo vicioso de reproches, heridas y malos tratos.

¿Cómo se remueve el odio del corazón? Con amor. Eso es obvio, pero no siempre es tan sencillo.